Queridas mascotas

Los amantes de los animales tratan, a sus mascotas, como un miembro más de la familia; y por tanto, también participa de los viajes familiares.

¿Pero cómo debemos transportarlos en el coche? Esperamos que las siguientes líneas os ayuden a ello.

Igual que nos preocupamos porque nuestro vehiculo esté en condiciones, con su póliza de seguro, su ITV en vigor, y de renovar el carnet de conducir en Barcelona, es importante que cuando viajamos con nuestros animales de compañía lo hagamos adecuadamente.

 

Viajar con un perro, con un gato, con un pájaro, o con otro animal de compañía es bastante común, aunque, evidentemente, los perros son los animales más frecuentes en los coches.

¿Qué debemos hacer para que el viaje con nuestra querida mascota sea una experiencia placentera y segura? A continuación os dejamos unas recomendaciones:

 

Antes de salir de viaje, es importante verificar que el animal se encuentra en buen estado. Una visita al veterinario nos permitirá conocer el estado del animal. Además, si se trata de un animal que se suele marear, quizá el veterinario nos pueda proporcionar algún tipo de medicación para ayudarle.

Por otra parte, si viajamos fuera de España conviene informarse sobre los posibles requisitos que puedan existir para entrar o salir del país con un animal de compañía.

 

Dentro del vehículo, los animales deben ir convenientemente ubicados. No olvidemos aquello que dice el Reglamento General de Circulación en el artículo más socorrido en caso de multas:

 

Artículo 18. Otras obligaciones del conductor

  1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos.

¿Dónde colocar al perro durante el viaje?

En caso de un frenazo fuerte o un choque, el perro puede golpearse y hacerse daño, hacer daño a los ocupantes del coche, o bien salir despedido, incluso proyectado fuera del coche. Por eso es básico que el perro viaje bien ubicado y sujeto.

Conviene que el perro se acostumbre a ese espacio en el que se pasará, seguramente, unas cuantas horas. Es importante dejar que explore ese lugar unos días antes del viaje. De esta manera, no le resultará tan difícil hacer frente al trayecto que tengáis que realizar.

 

Recomendaciones prácticas

  • No dar de comer al can justo antes de salir de viaje, muchos se marean y es fácil que acaben vomitando a la primera curva. Deja pasar unas cuantas horas entre la última comida y el viaje.
  • Llevar agua y hacer alguna parada para que puedan hacer sus cosas, estirar las piernas y beber con tranquilidad.
  • Y cuando pares, ojo al abrir la puerta si has desatado antes a tu perro, ten cuidado para que no salte del coche, etc.

 

Recomendaciones de seguridad

También es aconsejable seguir las recomendaciones del RACE para viajar por carretera con perro de la forma más segura posible.

Hay sistemas que protegen mejor a tu perro que otros. Y también depende del tamaño, claro.

Los más grandes van mejor en el maletero, separados con una red o rejilla, o sujetos con un arnés de doble anclaje, con un recorrido lo más corto posible en los cinturones. Eso es importante, desde el RACE desaconsejan los sistemas con un solo enganche a la hebilla del cinturón. En el RACE han hecho ‘tests de impacto’ y los dos sistemas más seguros, según dichas pruebas, son

– Si el perro es pequeño, en un transportín colocado en el suelo del asiento trasero

Y para todos los tamaños, que vaya sentado en el asiento trasero del coche, sujeto con un arnés de doble anclaje, unido a los enganches de dos cinturones de seguridad

No recomiendan los correajes que se enganchan al collar del perro, ya que no retienen al animal, podrían causarle daños en el cuello y supone un riesgo para los pasajeros.

 

Recomendaciones de la DGT

Aquí tenéis toda la información que han publicado en la DGT sobre los diversos sistemas de enganche y su comportamiento en caso de  accidente:

  • Animal Suelto: El peor escenario posible es el perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.
  • Arnes de un solo enganche: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales.
  • Arnés con dos enganches: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos –con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.
  • Transportín sujeto con cinturón de seguridad: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  • Transportín en el suelo del vehículo: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves.
  • Transportín en el maletero: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones.
  • Rejilla Divisoria: Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

Y, desde luego, nunca deberías hacer es dejar a tu mascota dentro de un coche con las ventanas cerradas, sobre todo cuando hace calor. O con las ventanas un poco abiertas… da igual, el golpe de calor es muy peligroso, incluso mortal en menos de media hora.

Si lo nuestro no son los perros pero sí los gatos, los hámsters o las cacatúas, más o menos rigen las mismas recomendaciones. Si el animal es pequeño, conviene estar muy atentos a la pérdida de agua que pueda sufrir durante el trayecto. Si hablamos de un pájaro, obviamente lo llevaremos dentro de una jaula si no queremos que acabe revoloteando por el habitáculo…

 

¿Puedo llevar perros en la moto?

Si tú y tu mascota son inseparables y tu medio de transporte es la moto, es importante que sepas tomar las medidas adecuadas para trasladarte con tu perro o gato, de una manera segura para ellos y cómoda para ti.

 

¿Es legal llevar un perro en moto?

Según el Reglamento de tráfico de Circulación general no hay ningún apartado que impida ir con tu mascota en moto, lo que sí estipula muy específicamente es que el conductor debe estar en la capacidad plena de conducir el vehículo y a la vez de asegurarse de que su mascota no interfiera en ello. Es decir, el conductor es enteramente responsable de todos y cada uno de los pasajeros que viajen con él, ya sean objetos o animales, y estos últimos no deben impedir la concentración del conductor.

Es por esto que conducir en moto con mascotas no debe ser problema, siempre y cuando tú y tu mascota cumpláis con toda la normativa en el momento de viajar en moto. En caso de conducir de manera inadecuada con tu mascota, sí que podrían ponerte una multa

Accesorios para transportar mascotas, en moto.

La más común y segura de todos es la mochila homologada que sirve como transportín de perros para motos. Para asegurarte de que tu accesorio es ideal para tu mascota, debes revisar que cumple con las proporciones y dimensiones adecuadas, es decir, que se ajusten a tu perro según su peso y tamaño. Usualmente con este tipo de accesorio se pueden llevar perros pequeños con un peso de hasta 12 kilos, aproximadamente. Y no olvides que esto también aplica para los gatos.

Pero si se trata de mascotas de raza grande que supera los 12 kilos de peso, la moto debe tener un Sidecar adecuado, y que además, tu perro reciba un adiestramiento previo que le permita a ambos viajar seguros. Emplear el asiento para perros pueden resultar una buena opción, y en el mercado existen muchas opciones y variedades.

¿Cómo usar el transportín?

Para usarlo correctamente debes:

  • Dejar que el perro o gato entre voluntariamente. No lo obligues ni lo fuerces a hacerlo, puedes acabar asustándolo.
  • Asegúrate que está bien ajustado a tu espalda y que no te causa desequilibrio en la moto.
  • Cuando llegues a tu destino, primero aparca bien la moto y luego abre el transportín.
  • Siempre que uses este accesorio, debe estar bien cerrado y ajustado para ambos.

Consejos para llevar perros y gatos en moto seguros

  • Asegúrate de que estén cómodos y tranquilos, de esto dependerá la calidad del viaje.
  • Realiza paradas cada cierto tiempo para que ellos puedan estirar las patas, beber agua, y hacer sus necesidades.
  • Protégelos del viento pues le pueden resecar los ojos.
  • Vigila que tu mascota no se maree.

A continuación os dejamos un video, con consejos para vuestros viajes: