Picaduras y mordeduras de insectos y otros animales en nuestros campos

Home / Armas / Picaduras y mordeduras de insectos y otros animales en nuestros campos

 
Obtener o renovar permiso de armas

 

Desde Certimedic, centro médico de Barcelona especialista en la realización de revisiones para la obtención y renovación del certificado médico para el uso de armas, recomendamos a nuestros cazadores el especial cuidado respecto de los pequeños insectos y animales que podemos encontrar en nuestras salidas al campo.

De cara a la primavera y con ello la proliferación de insectos en nuestros campos. Tratamos en  Certimedic de advertir a nuestros cazadores  de los riesgos que conlleva cualquier salida a una jornada de caza  mayor o menor.

En la actividad de la caza o el tiro al plato al aire libre nos podemos encontrar y de echo nos encontramos con múltiples animales que en la mayoría de ocasiones no nos producen ningún problema, pero que debemos de conocer los riesgos y más, cuando estamos alejados de un dispositivo médico.

En este blog hablaremos esta vez de animales como las arañas, los escorpiones, las serpientes y sobre todo de las picaduras de abejas y avispas, ya que son las que más abundan y las que más daño pueden ocasionarnos. Muchas veces al encontrarnos en medio de panales de abejas en procesos de polinización, o bien por el ruido producido por nuestros disparos que pueden ocasionarles agitación y con ello un ataque. Lo más frecuente son las picaduras de abejas, avispas y tábanos.

 

Recomendaciones generales:

 • No acercarse a panales de abejas ni a nidos de avispas y si el acercamiento ha sido accidental, alejarse con movimientos lentos. Procurando no realizar disparos próximos a los panales o bien en su dirección.

• Si se le posa encima una abeja o avispa no la mate ni la espante. Intente permanecer lo más quieto posible hasta que se aleje.

• Siempre que, estando al aire libre, beba de recipientes que contengan líquidos azucarados, compruebe que no hayan abejas o avispas en los bordes o el interior.

• Si deja ropa en el suelo tras una pausa en nuestra jornada,  sacúdala antes de ponérsela por si hubiera alguna avispa o abeja entre los pliegues.

• Evitar caminar por zonas de floración.

[i]La gravedad de una picadura depende de:

• El grado de sensibilidad individual.

• El número de picaduras.

• La zona afectada.

• El estado general de la persona.

 

Las picaduras ocasionan allí donde se producen: dolor, rubor localizado y sensación

de picor; en caso de picaduras masivas se puede incluso llegar a consecuencias mortales.

Las picaduras de insectos dan lugar a tres tipos de reacciones:

 

1. Reacciones no inmunológicas. Se inician entre 24 y 48 horas después de la picadura.

Aparece un enrojecimiento alrededor de un punto doloroso de diámetro inferior a 10 cm. Las reacciones son locales o generales en forma leve. El tratamiento es sintomático: compresas frías, antihistamínicos (antialérgicos) y antiinflamatorios.

 

2. Reacciones inmunológicas. Presentan reacciones locales intensas. Aparece alrededor del

punto de inoculación una zona enrojecida de un diámetro mayor de 10 cm. que se mantiene más de 48 horas. El tratamiento será también a base de antihistamínicos y antiinflamatorios.

 

3. Sin mecanismo definido. Dan lugar a alteraciones renales, inflamación de nervios (neuritis) meningitis y alteración de la coagulación de la sangre (púrpuras).

  

Arañas y escorpiones

 

El efecto del veneno se manifiesta por dolor intenso en el lugar de la inoculación que se

extiende progresivamente por la extremidad. Aparece rubor y edema. Suele resolverse en 48 horas dejando como secuela una zona de mayor sensibilidad.

 

Las medidas a adoptar son:

• Acostar a la víctima.

• Desinfectar la herida con atisépticos.

• Si se dispone de hielo, aplicarlo sobre la zona herida.

• Mantener a la víctima en reposo y solicitar ayuda médica.

• No darle ninguna bebida alcohólica.

• No se le apliquen torniquetes.

• No cubrir la zona, dejarla visible.

• Si la asistencia médica va a retrasarse administrar analgésicos y antihistamínicos.

 

 

Orugas

 

 Obtener o renovar permiso de armas

Las «procesionarias del pino», son gusanos cubiertos de pelos que se les desprenden y, al caer pueden introducirse en los ojos de una persona que esté mirando hacia arriba, ya sea cazando al vuelo o simplemente recostado sesteando. Las lesiones irritativas que producen en el globo ocular pueden tener secuelas muy graves, incluso llegar a la pérdida de la visión.

 

Reptiles

De las serpientes que habitan la Península Ibérica únicamente las víboras poseen veneno

capaz de producir una intoxicación grave aunque raramente mortal (víbora Aspid y víbora

hocicuda).

 

Obtener o renovar permiso de armas

Esquema:

  A) Culebra: Pupilas circulares, grandes placas en la cabeza.

B) Víbora: Pupilas verticales, escamas de la cabeza pequeñas.

 

Para evitar los problemas con estos animales lo mejor es ir provisto de un buen calzado, procurar no levantar piedras y no poner las manos en agujeros y grietas.

 

Tratamiento de mordedura de serpiente:

 • Intentar tranquilizar lo más posible a toda persona lesionada.

• Intentar identificar el tipo de animal que ha producido la lesión e iniciar maniobras de soporte vital si es preciso.

• Inmovilizar el miembro afectado, elevándolo y aplicando frío local.

• Desinfección de la zona afectada, procediendo a la retirada de los colmillos si los identificamos.

• Analgésicos (no Aspirina®) para calmar el dolor y antihistamínicos.

• Traslado al centro sanitario más próximo.

• Si identificamos el animal como víbora, no aplicaríamos torniquetes.

• Aplicar un vendaje compresivo sobre la zona inoculada.

• No hacer incisión para succionar el veneno.

•. La persona afectada debe moverse lo menos posible, ha de asegurase su respiración y vendar la herida con un vendaje compresivo suficiente para permitir el flujo arterial

 

Ante la pernoctación en refugios o tiendas de campaña, por las mañanas al vestirse hay que sacudir la ropa antes de vestirse así como invertir y sacudir los zapatos y botas. Procurar que al dormir las mantas o cobertores no lleguen al suelo porque facilitan el acceso a huéspedes indeseados.

 

Existen diversos grados de respuesta a la mordedura:

0. Ausencia de reacción local.

1. Inflamación local moderada.

2. Reacción local intensa con náuseas, vómitos y alteraciones de la coagulación de la sangre.

3. Reacción que desborda los límites de la extremidad con síntomas generales de gravedad.

 

 

Abejas[ii]:

 

Obtener o renovar permiso de armas

La reacción alérgica a la picadura de abeja ocurre cuando la persona se sensibiliza al veneno por una picadura previa. Por lo general, el veneno de la abeja no es tóxico y sólo causa dolor local e hinchazón. La reacción alérgica se presenta cuando el sistema inmune está demasiado sensibilizado al veneno y produce anticuerpos contra éste. Se liberan histaminas y otras sustancias dentro del torrente sanguíneo, lo que causa la dilatación de los vasos e inflamación del tejido.

Las reacciones severas pueden causar shock anafiláctico y una serie de síntomas que ponen en riesgo la vida, como la hinchazón de la garganta y la dificultad para respirar. Las personas que desarrollan alergia a la picadura de abeja pueden llevar consigo un estuche con medicamentos recetados contra la picadura de abejas para contrarrestar la reacción al veneno.

Avispas[iii]

 Obtener o renovar permiso de armas

Estos insectos no pican sino que muerden. Las mordeduras ocurren cuando sin querer una persona se entromete en la vida de las avispas.

La Dirección de Defensa Civil, informa que el 95 por ciento de las picaduras de insectos son causados por las temidas mordeduras de estos animales. Es importante saber cuándo una simple reacción alérgica puede transformarse en una urgencia.
Las picaduras son comunes en primavera y verano, cuando hay más polen y las avispas están más activas. Son los niños y personas que se encuentran en espacios abiertosquienes suelen ser los más afectados, normalmente en los pies y las manos.
La reacción habitual de una picadura es un dolor intenso en el momento. Se puede producir una reacción alérgica que no depende ni del lugar ni de la cantidad de veneno, sino que es propia de cada persona.

Una reacción alérgica más intensa es llamada shock anafiláctico. Es grave, y se manifiesta con dificultad para respirar o tragar, palidez y taquicardia. Síntomas que se dan dentro de la primera media hora y hasta dos horas después. Aunque es una reacción poco frecuente, en estos casos hay que actuar con rapidez, y acudir de inmediato a un Servicio de Urgencia, ya que puede causar la muerte. En la mordedura de avispa el veneno provoca en el lugar un ardor intenso, que se asemeja a una quemadura.

 

[iv]La mayoría de las picaduras de insectos son inofensivas aunque parezcan desagradables. Las picaduras de los aguijones de las abejas, las avispas, los avispones y mordeduras de las hormigas rojas suelen ser dolorosas..

Para prevenir las picaduras de insectos y sus complicaciones:

  • No moleste a los insectos
  • Use repelente contra insectos
  • Utilice ropa que cubra su piel
  • Tenga cuidado al comer en espacios abiertos porque la comida atrae a los insectos
  • Si sabe que tiene reacciones alérgicas severas a las picaduras de los insectos, lleve un botiquín de emergencia con epinefrina

[i] http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000033.htm

[ii] http://www.umm.edu/esp_imagepages/19327.htm

[iii] http://www.baripedia.com/parques/abejas-avispas-mosquitos-y-tabanos/

[iv] http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/insectbitesandstings.html

 

Alfredo Cebollada

Psicologo Certimedic

Leave a Reply

Your email address will not be published.