La percepción de la distancia y de la profundidad.

9 Febrero del 2012

En los Centros de Reconocimiento de Conductores se evalúan tanto el sistema visual como la capacidad de atención mediante las diversas pruebas psicofísicas de las que consta una revisión con el objetivo de obtener o renovar el carnet de conducir.

Los investigadores han puesto de manifiesto la existencia de diversos movimientos del ojo que guardan una estrecha relación con los procesos y mecanismos psicológicos.

 

A continuación os informamos de los principales indicadores relacionados con la percepción de la distancia y de la profundidad, que resultan fundamentales en la ejecución de una conducción segura y eficaz.

Los indicadores que operan a distancias más cortas son aquellos que dependen de los ajustes de la musculatura ocular, y se dividen en:

  • indicadores binoculares: son los más exactos ya que dependen de la visión de ambos ojos. En ellos se engloban:
    •  La disparidad retiniana, la cual consiste en el hecho de que las imágenes proyectadas en la retina de los dos ojos son ligeramente distintas (corresponden a dos puntos de vista diferentes)  y deja de ser eficaz a partir de distancias de entre 300 y  600 metros, en función de las circunstancias.
    •  La convergencia visual : Este indicador se basa en la visión esteroscópica, la cual nos dice que la mirada de cada ojo tiende a converger sobre el mismo punto,( si no fuera así veríamos doble) . Y hace referencia hasta una distancias máxima de 25 metros.
  • indicadores monoculares:dependen de la visión de un solo ojo. Estos indicadores nos marcan porqué personas que son ciegas de un ojo pueden realizar actividades que requieren el cálculo de la distancia como jugar al tenis, pilotar un avión o conducir un vehículo. El principal indicador monocular es:
    •  La acomodación del cristalino (para distancias de hasta8 metros); cuando miramos un objeto cercano, el músculo ciliar comprime al cristalino, obligándole a adoptar una forma más curva; la tensión de este músculo es el indicador que informa acerca de la distancia a la que se encuentra el objeto.

Los principales indicadores que se utilizan normalmente en la percepción de la profundidad y que funcionan a distancias más largas son:

 

  • La perspectiva lineal: Mediante la cual los objetos parecen más pequeños y más próximos entre sí cuanto más lejanos se encuentran. Un ejemplo de ello es la imagen que tenemos de los bordes de una carretera, los cuales tienden a juntarse en el horizonte.
  • Gradientes de textura y densidad: En este caso podemos entender este indicador al observar un campo de arbustos, porque seguramente apreciaremos que la textura del terreno se hace más densa a medida que aumenta la distancia.
  • Superposición: Nos referimos a que los objetos más próximos ocultan parcialmente aquellos que se encuentran detrás en la misma línea visual.
  • Espacio lleno y vacío: Un espacio muy poblado de objetos, con la distancia, tiende a parecernos mayor que si está vacía.
  • Luz y sombra: si un objeto carece de sombra, la impresión de profundidad desaparece.

 

A modo de conclusión, podemos señalar que tanto los indicadores de distancia y de profundidad juegan un papel fundamental en la percepción del conductor. A través de pruebas psicofísicas como la de coordinación visomotora y la evaluación de la visión, los profesionales de los Centros de Reconocimiento de Conductores evalúan adecuadamente todos los parámetros perceptivos y de atención involucrados en la conducción.

Manel Escriche

Psicólogo

Leave a Reply

Your email address will not be published.