Los 11 puntos claves para la caza del zorro

Home / Armas / Los 11 puntos claves para la caza del zorro

certificado medico armas

 

Desde Certimedic, centro de reconocimientos médicos en Barcelona, para la obtención y renovación del certificado médico para el permiso de armas, tanto de tipo E,  seguimos con la serie de artículos relativos a la mejor forma de caza.

En esta ocasión le toca a un viejo amigo de nuestros campos, muchas veces protagonista nefasto de nuestros campos, otras muchas, generador de especies más fuertes y resistentes. Siempre en debate sobre un mayor caza o no. Nos referimos a nuestro querido compañero de múltiples lances como es zorro o zorra. Por suerte cada vez se dan más en nuestras salidas cinegéticas el encuentro con mayor número de ellos, permitiendo su descaste durante mayor parte del año.

Para ello proponemos una serie de puntos básicos para su caza:

 

certificado medico armas

  • Los perros que se usan en está modalidad son principalmente Teckels, Jagdterriers y Foxterriers, aunque hay otras razas que pueden realizar perfectamente este trabajo. Nosotros cazamos con Jagdterrier y Teckel, usando un perro u otro según el tipo de refugio a cazar.
  1. El método consiste en localizar las madrigueras, cuevas, tuberías o pajares en los que se refugian las raposas. Para ello nos valdremos de nuestro conocimiento de la zona a batir.
  2. Una vez conocida la situación del refugio hay que localizar todas las bocas practicables y decidir la táctica a seguir.
  3. En primer lugar hay que colocar las escopetas cortando todas las posibles vías de huida. La colocación de las escopetas ha de hacerse en el más absoluto silencio, evitando pisar por encima de las galerías y vigilando para no dar aire alas bocas.
  4. Una vez bien cubiertas todas las rutas de huida, se puede soltar al perro, que si la galería esta habitada entrará rápidamente a su interior a buscar la zorra o zorras que pueda haber.
  5. Una vez localizadas suele producirse una pequeña pelea que acaba con la salida de la raposa al exterior.
  6. El cazador ha de alejarse unos metros de la boca antes de tirar, a fin de que no se vean desde ella las muertas. Hay que procurar que de ninguna manera un zorro, herido o no, vuelva a entrar en la madriguera, ya que en este caso es muy difícil que vuelva salir y nuestro perro tendrá ante sí una larga pelea de la que puede salir con heridas importantes.
  7. En muchas ocasiones el perro mata al zorro en el interior de la cueva y, a menos que sea un perro acostumbrado a sacar la pieza muerta, se suelen producir largas esperas hasta que se cansan de morder y salen. Muchas veces toca cavar para sacar al perro o volver al día siguiente a por él. Este tipo de caza se puede practicar durante toda la temporada, pero es muy efectiva a partir de la segunda quincena de diciembre, cuando las hembras empiezan a estar en celo. Entonces podemos encontrar en la misma madriguera o tubería de riego a una hembra y varios machos. En este caso el o los tiradores pueden encontrarse con la sorpresa de que salgan dos o tres al mismo tiempo o con pocos segundos de diferencia, poniendo a prueba su habilidad con la escopeta. Os aseguro que es un lance para recordar.
  8. Si alguno de los zorros queda herido y no puede regresar a la madriguera es bueno dejar que el perro lo remate. También se puede soltar un perro joven en periodo de entrenamiento para que se vaya acostumbrando a las peleas.
  9. Generalmente no es aconsejable soltar más de un perro en una madriguera, ya que pueden estorbarse o llegar a pelearse entre ellos por la excitación de la persecución. Excepcionalmente, en madrigueras muy grandes y con muchas bocas, o en tubos de riego muy anchos, pueden soltarse más perros. También a veces soltamos un perro joven acompañando a uno ya veterano en cuevas o conductos fáciles de cazar para que vaya aprendiendo.
  10. Es muy importante aprender a distinguir si las madrigueras son de zorro o de tejón, pues este último puede causar graves heridas a nuestros perros, que en muy raras ocasiones podrán conseguir que salga de su refugio. Ante la más pequeña duda de si la cueva puede estar habitada por un tejón, es preferible no cazarla o soltar a un perro muy experimentado que no ataque ciegamente a este animal.

Personalmente no me gusta cazar madrigueras de piedra ya que en caso de quedarse el perro dentro es muy difícil o imposible poder sacarlo cavando ni con cualquier otro método.

También se pueden cazar grandes pajares en los que los zorros se encaman en muchas ocasiones para pasar el día. Si el pajar es grande se pueden usar varios perros y pasar un rato muy agradable, ya que en muchas ocasiones el zorro acosado sale para entrar otra vez al refugio a los pocos metros, siendo muy difícil de abatir en los escasos segundos que está visible.

En esta ocasión en cuanto a la video-receta del mes os vamos a presentar otro plato exquisito de caza, esta vez de conejo con arroz. Esperamos que os guste a tod@s.

El enlace del video:

[youtube id=”jROTm6VlfzQ”]

 

Dr. Cebollada

Col. 20895

Leave a Reply

Your email address will not be published.