Hombre al agua!

11 Mayo 2015

En el artículo de hoy damos continuidad a nuestros consejos de seguridad en el mar, revisando las acciones que hay que tomar cuando algún pasajero en nuestra embarcación ha caído de manera accidental al mar, esperamos les sea útil.

 

renovacion del PER en Barcelona

 

Cuando una persona de repente se desliza por la borda, es alarmante, por decir lo menos. La buena noticia es que, si alguien ve el accidente y todos trabajan juntos, hay una buena probabilidad de que puede conseguir rescatar a esa persona viva y bien. El capitán debe ser el encargado de dirigir las labores de rescate y la asignación de puestos de trabajo tan pronto como él tenga conocimiento del accidente.
Primer paso: Lo primero que hay que hacer si ves a alguien caer por la borda es gritar “HOMBRE AL AGUA” tan alto como sea posible. Es necesario mantener los ojos en la víctima en todo momento, por lo que hay que esforzarse por no perder de vista a la persona y gritar. Continúe gritando hasta que obtenga una respuesta que otra persona que haya escuchado. Tan pronto como se entere el capitán, él debe apagar los motores o dejar caer la vela inmediatamente.

Segundo paso: El observador debe apuntar – y mantener señalando – a la víctima. Identificar y mantener el  ojo en alguien en el medio del océano es extremadamente difícil. Es muy probable que la embarcación viaje  a toda velocidad en la dirección opuesta, por lo que desviar los ojos, incluso para una fracción de segundo, es peligroso ya que se podría perder de vista a la víctima. Señalando el sitio donde se encuentra el hombre (o la mujer) a agua, dirá todo el mundo a bordo de dirección inmediata. Lo ideal es que la persona que vio el accidente debe seguir siendo el observador de tiro largo durante todo el rescate. Si necesita asignar el deber, asegúrese de la persona que presenciado el accidente mantenga la mirada puesta en la víctima.
Tercer paso: Haga que alguien tire un dispositivo de flotación en el agua para la víctima pueda nadar a él. Esperemos que la persona está usando un dispositivo de flotación personal, pero muchas embarcaciones de recreo no lo hacen. Si la embarcación está viajando a una velocidad alta, hay que empezar a tirar cualquier cosa que flote para dejar un rastro de la escena, cojines de los asientos, revistas, sombreros (incluso el que lleve puesto), cualquier cosa visible que pueda orientar a la tripulación.
Cuarto paso: Si usted tiene un barco más pequeño o de lento movimiento  que puede ser capaz detenerse de manera rápida, lanzar un salvavidas a la víctima es todo lo que hace falta, y ​​se evitó la crisis.
Quinto paso: Si el barco ha ido demasiado lejos de la víctima,  el cuarto paso no es posible. En este caso, tendrá que hacer un giro de la embarcación en dirección a la víctima para poderla rescatar. En general, dos tipos de giros se utilizan para volver rápidamente a un punto de origen – la elíptica y la Williamson. La elíptica es un (en forma de pista de carreras) a su vez ovalada y el  resultado es un acercamiento a la parte trasera de la víctima. El giro Williamson – llamada para el oficial de Marina de los Estados Unidos John Williamson – puede ser un poco más rápido. Para éste, hacer un giro brusco de inmediato hacia el mismo lado que la persona  cayó por la borda y mantener una línea recta a 60 grados con respecto a la víctima. A continuación, se gira  hacia atrás en dirección opuesta y se recorre un círculo alrededor dirigiéndose directamente hacia la víctima desde el frente. La maniobra de Williamson toma la forma de una lágrima de lado, donde el punto de origen es el conducto.

renovacion del PER en Barcelona
Una vez que se haya acercado de nuevo a la víctima, ¿cómo se le saca del agua?

En este punto, su barco ha vuelto al lado de la víctima. El capitán debe tener cuidado al acercarse lentamente y con cuidado.

Sexto paso: Lance una línea de vida con un lazo atado en el extremo de la víctima y que él o ella asegure el lazo alrededor de su cuerpo debajo de las axilas. Después hay que remolcar la persona poco a poco. Si el bote es pequeño, dos personas son suficientes para levantar con cuidado a la víctima y subirla a la embarcación  tomándola  por ambos brazos.

renovacion del PER en Barcelona

También puede tirar de la víctima por el chaleco salvavidas si él o ella tiene uno puesto. Si la víctima es lo suficientemente fuerte, él o ella puede ser capaz de subir a bordo por sí mismos con la ayuda de una escalera.

 

A menos que el accidente se produce en las aguas cálidas del Caribe, hay una buena posibilidad de que el agua esté muy fría. El agua tiene un efecto drástico en el cuerpo y puede enfriar a una persona 25 veces más rápido que el aire frío. Una vez a bordo, es posible que la víctima sufra de una de las siguientes enfermedades relacionadas con el frío:

Choque de frío – Si se cae en el agua fría puede causar una inhalación profunda y  rápida, (jadeo) que permite entrar agua en los pulmones. Si esto sucede, se podría ahogar inmediatamente.

Fallo al nadar – En agua fría  se puede pierder la destreza en las extremidades de forma rápida, lo que impide que la víctima pueda nadar bien. Cuando se pierde la coordinación, es difícil mantener la cabeza fuera del agua, lo que aumenta el riesgo de ahogamiento.

Hipotermia – La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde más calor del que produce, y la temperatura corporal desciende por debajo de 35 grados. Algunos de los síntomas de la hipotermia son:

• dificultad para hablar
•rigidez en las articulaciones
• pérdida de la coordinación
• pulso lento
• temblores incontrolables
• pérdida de control de la vejiga
•cara hinchada
•confusión mental

Para combatir la hipotermia, lleve a la víctima en un ambiente más cálido inmediatamente y cúbralo con mantas o sacos de dormir. La mayor parte del calor se pierde por la cabeza, por lo que hay que cubrirla inmediatamente. Recuerde que es muy importante quitar la ropa mojada y reemplazarla con algunos trapos secos. Siempre maneje víctimas de hipotermia con mucho cuidado, ya que pueden entrar fácilmente en un paro cardíaco. Mantenga a la víctima en posición  horizontal y trate de calmarla (el estrés del accidente puede ser difícil de controlar) asegurando  que él o ella va a estar bien. Hay que colocarse alrededor y abrazar a la víctima para crear calor y luego buscar atención médica profesional tan pronto como sea posible.

Éstos son algunos consejos al hombre más por la borda:

• Nunca saltar al agua para rescatar a una víctima a menos que usted está usando un chaleco salvavidas y esté atado a la embarcación. La natación de rescate  es difícil en el mar y sólo debe utilizarse como último recurso.
• Si el rescate es por la noche, use la luz de una bengala blanca para iluminar el área. La antorcha encenderá la cinta reflectante en el chaleco salvavidas.
• Nunca retroceda un barco hasta un hombre al agua – la hélice puede ser mortal.

Acontinuación os dejamos un viideo muy ilustrativo de cómo se gestiona la caida de un tripulnate al agua, esperamos el artìculo haya sido de su agrado y recuerden que en CERTIMEDIC  puedes realizar tu exámen medico para obtención o renovación de patron de yate y patrón de embarcación de recreo PER. Hasta la próxima!

[youtube id=”bG8KwodxjiE”]

 

Certimedic

Leave a Reply

Your email address will not be published.