Las claves de la caza de la becada

Home / Armas / Las claves de la caza de la becada

certificado médico de caza barcelona

 

Desde Certimedic, centro de reconocimientos médicos en Barcelona, para la obtención y renovación del certificado médico para el permiso de armas, tanto de tipo E,  nos volvemos a hacer eco del cuidado de la naturaleza que todo cazador ha de tener tanto para las especies con interés cinegético y como para aquellas otras que no lo son. Por ello, el cuidado del campo ha de ser una prioridad en todo buen cazador. Ya que del buen cuidado de nuestros campos y montes, está el perpetuar la posibilidad de poder disfrutar de ellos, tanto nosotros como nuestras siguientes generaciones.

En esta serie de artículos nos vamos a centrar en las distintas modalidades de caza cinegética y de sus especies. Comenzaremos por la caza de una de las especies más esquivas y difíciles, a la vez que apasionante. Como no estamos hablando de la caza de la reina del bosque, la becada.

No vamos a tratar de explicar lo difícil que es en múltiples ocasiones el poder hacernos con una de estas damas del bosque. Pero si tratar de motivar, dar a conocer y reconocer la labor que muchos cazadores tan aficionados y apasionados  a esta caza practican.

Por ello damos algunas pistas sobre su caza, munición y dificultades en ello.

  1. Su Tiro[1]: Como cualquier cazador de becadas sabe, el tiro es tan fácil como difícil a la vez, cae al suelo con no más de dos perdigones ( igual que la tórtola ), pero lo más difícil es centrar el punto de mira cuando la becada toma el vuelo a tan corta distancia del cazador, además que no se de el caso que el cazador no lleve el arma apropiada ( cañones full choque o hasta de tres estrellas ). Según la opinión de varios expertos en la caza de la becada, lo ideal es utilizar cañones cilíndricos o de cuatro estrellas, ya que la mayoría de veces, el tiro se realiza en una zona boscosa y a muy corta distancia
  1. El perdigón: Utilizaremos cartuchos del número 8 ó 9 con taco tradicional. El cañón cilíndrico, proporciona un plomeo cerca de 48 cm en una distancia de 0 a 10 mts. y un plomeo de 70 cms a 15mts, teniendo en cuenta que el alcance de este cañón es de no más de 20mts.
    Un cañón con choque de 4 estrellas, proporcionará a las mismas distancias unos plomeos de 40 y 52 cms. respectivamente. Para disparos que cubran mayor plomeo, existen en el mercado los cartuchos llamados “dispersantes” muy utilizados en la caza del conejo. Hay que tener en cuenta que la utilización de este tipo de cartucho los plomeos que realizan son bastante irregulares
  1. El Perro Becadero: Podemos decir, que un perro becadero llega a ser un gran perro, cuando ha encontrado, mostrado y aguantado muchas becadas en épocas y lugares diferentes.
    Un perro becadero, no deberá dejar el bosque si detecta en el prado una perdiz o conejo, sus sentidos han de ser únicamente para la becada, por eso, son pocos los perros realmente becaderos, los cuales llevan la becada en la sangre. La mayoría de cazadores, incluyéndome yo, llevamos un perro polivalente ( en mi caso un bretón ) , para todo, aunque en numerosas ocasiones nos muestre la becada, dejan mucho que desear a los perros becaderos. El perro becadero, debe cubrir todo el terreno con profundidad, en terrenos abiertos agrandará la búsqueda y en terrenos boscosos la reducirá. Muchos cazadores utilizan una raza de perro determinada ya sea por la moda o por el buen comportamiento que han visto en el perro del compañero. La elección del perro ha de venir determinada por el tipo de terreno a cazar y no a gustos externos a la caza de la becada.
    Existen dos formas de cazar la becada en nuestro país. La primera consiste en salir a cazar con dos o tres perros y darles libertad de movimientos. Los perros buscaran en profundidad y así cubrirán más terreno, mientras el cazador avanza en línea recta. Este tipo de caza se suele utilizar mucho en las zonas de montaña o pinares. La segunda consiste en el contacto directo entre el cazador y el perro, suele utilizarse en zonas muy sucias y boscosas. El cazador avanza zigzagueando y el perro también. Es una caza que necesita de una buena preparación física ya que trabaja lo mismo el perro como el cazador. El perro becadero ha de saber mantener la muestra sin levantar la pieza hasta que llegue el cazador. Como se trabaja en zonas boscosas, en muchas ocasiones el perro esta realizando la muestra y el cazador no lo puede ver. Para evitar esto, muchos cazadores le ponen una campana en el cuello del perro, cuando este se para, deja de sonar y el cazador sabe que el perro le está parando. En el mercado hay otros productos que hacen el mismo servicio que la campana, pero en sentido inverso, suenan cuando el perro está de parada. El cobro en los perros becaderos a de ser excepcional, no dejándose una pieza por cobrar, por herida que se encuentre.

 

certificado médico de caza barcelona

  1. Adiestramiento: No nos tenemos que engañar, un buen perro becadero no nace, se hace, esto quiere decir que el perro por su sangre de cazador, lleva el 50 % y nosotros debemos enseñarle el otro 50%, cobro, obediencia, muestra, etc

 

certificado médico de caza barcelona

 

 

Desde Certimedic animamos a todos los cazadores a practicar una caza tan salvaje, dura y bonita como es la caza de nuestras becadas en nuestros montes. Teniendo eso sí especial cuidado en la condición física, ya que son también duras jornadas por empinados y duros terrenos, así como condiciones climatológicas más difíciles que otros tipos de caza. Recomendamos tener cuidado en cualquier tipo de caza, y sobre todo tener todas la documentación en regla y revisiones pasadas convenientemente.

 

Os dejamos un video de la caza de la becada en nuestra tierra y  que espero haga la delicias de todos los amantes de la buena caza

[youtube id=”rw0RbYDsbEk”]

 

 

Alfredo Cebollada

Col. 20895

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.