Capacidad auditiva y alteraciones del equilibrio en la conducción

 

El oído es el órgano responsable no sólo de la audición, sino también del equilibrio del ser humano.

El examen del sistema auditivo es muy importante a la hora de obtener o renovar el carnet de conducir, a continuación os explicamos en qué consiste la revisión médica de la capacidad auditiva.

Fases de la Capacidad Auditiva

Anamnesis:
La anamnesis es una serie de preguntas que realiza el médico al cliente para saber el estado en que éste se encuentra. Las preguntas mas frecuentes suelen ser para saber si existe alguna dificultad para oír, o si oyen ruidos o pitidos, si padecen de vértigos o si usa audífonos, si le han operado del oído o si ha sufrido algún traumatismo.

Inspección:
Una vez pasada la fase de la anamnesis se procederá con la inspección del pabellón auricular y del conducto auditivo externo, el objetivo es comprobar si el aspirante es portador de alguna prótesis (audífonos) para la audición.

Audiometría:
Finalmente está la agudeza auditiva, la cual se mide con unos instrumentos denominados Audiómetros. Es un sistema que consiste básicamente en un generador de distintas frecuencias de sonido; emitiendo tonos puros que el ser humano no está acostumbrado a escuchar, ya que no existen como tal en la vida diaria.

Las frecuencias estudiadas son: 250 – 500 – 1000 – 2000 – 3000 – 4000 ciclos / segundo o hertz.

El resultado de esta prueba es un índice al que llamamos IPC, a través del cual podemos estimar la capacidad del oído para percibir sonidos en las diferentes frecuencias y así diagnosticar diferentes grados de hipoacusias.

Patologías Auditivas que interfieren en la conducción

Veamos qué patologías auditivas pueden interferir en la conducción de vehículos:

  1. Alteraciones de la audición (hipoacusias): La hipoacusia es la pérdida parcial de la capacidad auditiva. Esta pérdida puede ser leve o moderada, y se puede dar de manera unilateral o bilateral, dependiendo si es en uno o ambos oídos. Se utilizan auxiliares auditivos (prótesis) para recuperar entre un 20 a 30% de audición.
  2. Alteraciones del equilibrio: Dentro de las alteraciones del equilibrio debemos distinguir entre:
    – Vértigo: sensación de movimiento del entorno provocada sólo por alteración laberíntica.
    – Inestabilidad: provocada por alteraciones visuales.
  3. Síndrome Vertiginoso: Este síndrome incapacita para conducir y sus causas son varias: vascular, tumoral, esclerosis múltiple, psicógeno, laberintitis, enfermedad de Ménière, neurinoma del acústico, enfermedad autoinmune vestibular y vértigo posicional paroxístico benigno.

Dictamen de la DGT

¿Qué dictamina la DGT sobre la capacidad auditiva y del equilibrio?:

El apartado 2 del Anexo IV del Real Decreto del B.O.E  sobre aptitudes psicofísicas para obtener o renovar el permiso de conducir, establece dos niveles de índice de pérdida auditiva combinada (IPC) para los dos grupos de permisos (profesionales y normales).

La normativa exige que para conducir no debe existir una pérdida de audición combinada entre los dos oídos, con o sin audífono, de más del 45% para el grupo 1 (AM, A1, A, B, B+E y LCC) y de más del 35% para el grupo 2 (BTP, C1,C1+E, C+E, D1, D1+E, D, D+E)  obteniendo el índice de esta pérdida en la audiometría.

Para el permiso de armas no debe ser de más del 45%.

 

Cuando se presenta un déficit sensorial, la DGT obliga a realizar un mecanismo compensatorio basado en potenciar la capacidad de otras aéreas sensoriales, tales como la visión. En estos casos será obligatoria la utilización de espejos retrovisores exteriores y uno panorámico en el interior del coche. De esta manera se aumenta el campo visual del conductor.

Además la Ley refiere que no deben existir alteraciones del equilibrio (vértigo, inestabilidad, mareos) permanentes evolutivos o intensos.

 

El examen del sistema auditivo es muy importante a la hora de obtener o renovar el carnet de conducir

  • Consejos para el conductor con hipoacusia

    1-   Si padece de hipoacusia y la conducción forma parte de su actividad laboral compruebe siempre la disposición de los espejos retrovisores del vehículo que utilice para mejorar su campo de visión y compensar la pérdida de audición.

    2-   Evite conducir con el volumen de radio o música elevado, dificultará la percepción de sonidos emitidos tanto del propio vehículo como los emitidos del exterior.

    3-   Ante cambio en las prótesis auditivas (cambio de marca) evite conducir hasta comprobar que se haya adaptado al nuevo modelo.

    4-   Si utiliza audífonos respete las revisiones y  mantenimiento evitando que pueda dejar de funcionar o provocar distorsiones acústicas.

    5-   En cuanto a las alteraciones del equilibrio o vértigos, si se encuentra bajo tratamiento debe conocer que los medicamentos que se recetan para estas patologías pueden afectar su capacidad de conducir.

    6-   Ante cualquier duda consulte con su médico e infórmele de su condición de conductor habitual.

Recuerde que si tiene consultas acerca  de éste u otros temas puede consultar nuestra página web www.certimedic.es , inmediatamente aclararemos sus dudas y responderemos a sus interrogantes.

Dra. Lorena Pozzi

Leave a Reply

Your email address will not be published.