9 puntos clave en caso de Naufragio

Home / Certificados médicos Barcelona / 9 puntos clave en caso de Naufragio

 

Ampliacion de atribuciones del PER en barcelona

En el artículo de hoy, hacemos una revisión de los que se sabe hasta ahora de como reaccionar en caso de naufragio. Basado en el ya conocido protocolo SURVIVAL ON LAND AND SEA (o “SOLAS” por sus iniciales), hacemos mención también de los consejos incluidos en el protocolo de supervivencia para pilotos de la fuerza aérea Argentina, escrito por personas que se han encontrado en situaciones extremas en el mar y otras fuentes experimentadas en el tema.

A pesar de que estos protocolos fueron escritos para naufragios de buques, son perfectamente aplicables en navegaciones deportivas. Esperamos sea de su agrado y que nunca sea necesario su aplicación.

Antes de hablar de lo que hay que hacer ante un naufragio, hay que recordar la importancia de conocer siempre la ubicación de los dispositivos de flotación personal una vez que se haya abordado cualquier embarcación. Si se va en un viaje corto a través del puerto, una excursión de un día, o un crucero, conocer  la ubicación del dispositivo de flotación personal con antelación puede salvar su vida.

Comenzaremos por decir que la supervivencia ante un evento de naufragio depende principalmente de tres factores, conocimiento, equipo y entrenamiento.  Los tres son esenciales, empezando por conocer el equipo de emergencia, saber como funciona  y ubicar donde se encuentra previo al abandono de la nave.

Abandono de la embarcación.

En palabras de Santiago Orfila, decano del colegio balear de ingenieros navales, en la entrevista concedida al periódico El Diario de Mallorca, el 29 de Enero 2012, “El capitán es el último en abandonar el barco por que debe de gestionar la emergencia”. Situación que contrasto mucho con lo ocurrido al crucero Costa Concordia el 13 de Enero del 2012.

El salvavidas mas importante de todos es la propia embarcación, y abandonar la nave es siempre el último de los recursos y se debe hacer solo cuando la máxima autoridad abordo esté convencido de que esta es la mejor opción.

Habiendo dicho esto, el factor más importante para la supervivencia en el mar está determinado por lo que se haga al recibir la orden de abandonar el buque o, si toda comunicación ha sido cortada, al decidir por propia iniciativa que se debe abandonar.

Cuando el hundimiento de la nave sea inminente se procede de la siguiente manera:

1. Mantener la calma y no entrar en pánico. Puede sonar como un cliché inevitable, pero cuanto más te entra el pánico, más tiempo se tardará en llegar a un bote salvavidas. Varios estudios han demostrado que sólo alrededor del 15 por ciento de las personas  logran no entrar en pánico, con un aproximado  de 70 por ciento que sufre de razonamiento deteriorado y el 15 por ciento de convertirse en irracional. Por lo tanto, mantener la calma es importante para hacer frente a otros pasajeros, así como ayudar a mantener tu propia mente enfocada en hacer lo que pueda para sobrevivir. Si otros alrededor tuyo están entrando en pánico, trata lo mejor que puedas de calmarlos, ya que sus acciones sólo ralentizarán y posiblemente podrán en peligro su evacuación. Por desgracia, el pánico en un crucero es algo que puede poner en peligro a todo el mundo debido a la cantidad de personas involucradas y esto puede llevar a la gente a empujar y golpear entre sí, incluso causar estampidas (sobre todo en los cruceros con gran número de personas abordo) causando lesiones de personas incluso antes de que han abandonado la nave. Hay que tener en cuenta que la reacción opuesta al pánico se puede presentar, el de estar aturdido y ser incapaz de responder en absoluto (paralizarse de miedo).

Si se encontrase  a alguien paralizado por el miedo será necesario gritarle, incluso sacudirlo un poco para sacarlo de ese estado. Esto es lo que los asistentes de vuelo están capacitados para hacer para conseguir que los pasajeros puedan dejar un avión en llamas, y se puede adaptar a una situación barco.

Trate de concentrarse en mantener su respiración bajo control. Si estás acostumbrado a respirar para el yoga, pilates o cualquier relajación similares técnicas de respiración, utilizarlos para calmar a usted, así como recurrir a la respiración de esta manera si usted termina en el agua tratando de sobrevivir.

En caso de ser la persona encargada del barco en hundimiento, hay que enviar una señal de ayuda (mayday).

2. Preste atención a la señal de evacuación. Esta es la señal, 7 toques de corneta corto seguido de uno largo. El capitán u otros miembros de la tripulación también pueden utilizar el sistema de intercomunicación para hablar con el resto de la tripulación y de los pasajeros para notificarlos de la situación.

3. Ponerse el dispositivo de flotación personal. Se debe estar lo más preparado para salir de la nave como el tiempo lo permita. Si se tiene tiempo para tomar algún artículo de supervivencia adicionales, hágalo. Pero sólo si al hacerlo no se pone en peligro la vida o la de otros.

Los expertos recomiendan que para estar preparado hace falta una serie de aditamentos que se han de tener a la mano: un cuchillo con vaina en el cinturón, un silbato colgado del cuello, y un par de guantes de cuero en el bolsillo posterior. También una pequeña mochila o bolsa para equipo, con tiras para colgar al hombro, preparada como para llevar en caso de naufragio. Esta deberá contener un recipiente hermético lleno de agua, una linterna estanca colocada y sujeta, una frazada, ropa con manga larga como una camisa, un suéter; y medias (esto último también en una envoltura hermética), un paquete de primeros auxilios y gafas para sol. Si lleva consigo los artículos citados en primer término, podrá salvar la vida. Si lleva la mochila o bolsa de emergencia, podrá salvar la vida de otras personas también.

Si se tiene tiempo, se debe usar todo el equipo a prueba de agua, tales como casco, chaqueta y guantes. Si hay un maletín o paquete de supervivencia de emergencia disponibles y el tiempo lo permite, se debe llevar consigo a la balsa salvavidas. Tenga en cuenta que si lleva trajes de supervivencia aumentan sus posibilidades de sobrevivir en agua fría, no es probable que se proporcionen en los buques de pasaje. Por lo general estarán obligados a practicar ponerse este traje en 2 minutos. Asista a todos los bebés, los niños y las mascotas después de haber preparado a ti mismo.

4. Seguir órdenes. Este puede ser el paso más importante de todos. Si no se sabe cómo ponerse a salvo, el capitán o uno de los miembros de la tripulación le dirán cómo. Las tripulaciones de buques están altamente entrenados en operaciones de rescate en muchos buques y tendrán un mejor entendimiento acerca de lo que hay que hacer para garantizar su seguridad. Sólo se debe intentar escapar por su cuenta si no hay autoridad presente para dar instrucciones adecuadas. Un barco bien dirigido tendrá un “puesto de reunión” donde todo el mundo necesita reunirse en preparación de la evacuación. Si usted recibió un simulacro de seguridad en cómo ir a un puesto de reunión, trate de darle cumplimiento.

Si no puede oír o entender las instrucciones (por ejemplo, no es su idioma), hay que mantener una cosa en mente – la cabeza hacia arriba y fuera de la nave. La partida al centro o interior niveles del barco no es aconsejable, pero no se sorprenda si la gente hace esto como resultado del pánico.

5. Concentrarse en escapar a través de la ruta más rápida, no la ruta más corta. Salir rápido es más importante que salir por un camino más corto que podría incluso conducir a más peligro. Cuando el barco comienza a inclinarse, haga todo lo posible para permanecer en posición vertical y ser capaz de llegar a su destino, tales como barandillas, tubos, ganchos, accesorios de iluminación, etc.

No tomar el ascensor. Al igual que usted debe evitar los ascensores al escapar de un incendio, lo mismo se aplica aquí. El último lugar que usted querrá estar cuando un barco se hunde, es quedarse bloqueado en un ascensor, por lo que sólo lo utilizan como un último recurso si se inundan las escaleras.

Mientras se encuentre en las zonas de cubierta interior, hay que tener mucho cuidado de objetos flotantes o sueltos que puedan lesionarte.

6. Una vez que se ha llegado a la cubierta,  hay que dirigirse a la estación de emergencia o el bote salvavidas más cercana disponible. La mayoría de los cruceros de hoy realizan ejercicios y procedimientos de seguridad antes de salir a viajes para que los pasajeros sepan dónde ir en caso de una emergencia. Si no, ir a donde parece que la tripulación esté ayudando a los pasajeros a escapar. La tripulación suele ser la  última en abandonar el barco, ya que es su deber ayudar primero a que todos los demás sean evacuados de manera segura. No se debe intentar hacer al héroe quedándose en la embarcación cuando la tripulación aún está abordo, el primer deber es hacer todo lo posible por garantizar la seguridad propia de sus seres queridos.

7. Encontrar un bote salvavidas. El mejor escenario posible es entrar en un bote salvavidas sin mojarse. En caso de estar mojado se corre el riesgo de sufrir  hipotermia.  Si los botes salvavidas ya están desplegados, hay que dirigirse al mejor lugar para entrar o saltar en ellos, siguiendo las instrucciones de la tripulación si procede.  Si no hay botes salvavidas disponibles, tratar de encontrar un anillo salvavidas o dispositivo de flotación similar y echarlo  al agua. Cualquier dispositivo de flotación es mejor que nada, aunque las posibilidades de supervivencia disminuyen dramáticamente una vez que se está obligado a pasar tiempo en el agua.

Puede que tenga que saltar del barco, o en algunos casos, basta con bajar una pendiente. Si hay un bote salvavidas cerca, nadar a la misma, agitar los brazos y gritar para llamar la atención.

Si se decide  saltar al agua, siempre hay que mirar primero alrededor, puede haber personas, barcos, incendios, hélice  etc, en el lugar donde se va a caer. El escenario ideal es conseguir entrar directamente en un bote salvavidas. Si no es así,  el  siguiente mejor escenario es saltar lo más cercano a un bote de rescate como sea posible y entrar en el  inmediatamente.

Para abandonar el barco, hay que esperar que se detenga, recordar de ponerse los guantes y bajar cogiéndose con cada mano alternadamente. No deslizándose ya que se quemarían las manos y las va a necesitar más tarde. Si es necesario saltar, cruzar los brazos fuertemente sobre el chaleco salvavidas y después de elegir un lugar despejado abajo, saltar con las piernas extendidas y los pies juntos.

La experiencia en el Pacífico ha demostrado la ventaja de que las personas lleven calzados los zapatos al abandonar el buque. Los zapatos son una gran desventaja al nadar sin el chaleco salvavidas, pero la falta de ellos es lamentable una vez en tierra, en un desierto. Esto también se hace sentir en el caso de ser salvado por una embarcación naval en áreas tropicales. Las planchas de la cubierta se calientan tanto por el sol, que no se puede caminar descalzo sobre ellas.

Si tiene que tirarse sin que se haya arriado un bote o balsa (en mar no totalmente calmo) hágalo por el costado de barlovento. Así el viento no empujará el buque a la deriva sobre uno. Se tendrá cuidado de no ser llevado nuevamente al buque por el mar. Para evitarlo, salte por proa o por popa, la que esté más cerca del agua.

Si todavía funcionan las hélices salte por la proa. Nade sin tregua para alejarse del buque rodeando la proa o la popa. En embarcaciones deportivas no existe el riesgo de ser succionados por el buque al hundirse, razón por la cual no es tan necesario alejarse.

Supervivencia en la mar significa aprovechar al máximo lo disponible, improvisar, con objeto que le prolonguen la vida en condiciones adversas. Las agresiones que originan la muerte del náufrago son: Asfixia, mata en minutos; hipotermia, mata en horas; sed, mata en días y el hambre mata en semanas.

8. Mantenga la calma en el bote salvavidas, seguir instrucciones, y esperar el rescate. Esperar solo en el océano abierto sin la comodidad de un gran barco, sin duda, va a ser aterrador, pero sea paciente. La ayuda está en camino. En el  bote salvavidas se debe utilizar raciones con moderación. Utilice bengalas sólo cuando está claro que puede ser vista por algún barco. Los sobrevivientes deben mantenerse juntos para mantener el calor y organizar tiempos de guardia para  vigilar el mar en busca de barcos. Se debe recoger agua de lluvia y no beber ni una gota de agua de mar, esto deshidrata aún más, tampoco se debe tomar  el agua orina. Tratar las lesiones lo mejor que pueda en caso de que existan

Manténgase la esperanza de ser rescatado. Historias de sobrevivientes demuestran que  las personas con más determinación en sobrevivir son las que frecuentemente se salvan.

Muy importante tomar medicación antihemética (contra el vómito), mantenerse bien hidratado es fundamental para sobrevivir, y el movimiento de la balsa puede ocasionar que varios de los pasajeros de la balsa vomiten, perdiendo empeorando aún mas la situación.

Aquí un video muy ilustrativo respecto a como mantenerse a salvo una vez dentro de la balsa salvavidas, importante tomar nota de lo aprendido.

[youtube id=”wNnnVd8NNSI”]

Si no puede encontrar un bote salvavidas, busque las siguientes mejores cosas, como una balsa salvavidas, u objetos flotando desde el barco (restos) que se mantienen a flote.

9. Espere algunas duras realidades. Si no termina en un bote salvavidas, ya sea de inmediato o con bastante rapidez, sus probabilidades de supervivencia empeoran mucho.

 

Después de estos 9 puntos os recordamos que si necesitas el certificado médico para la obtención o renovación del Patrón de Embarcación de Recreo (PER), en Barcelona, puedes llamarnos y te apartaremos una cita, te llevarás al momento!

Certimedic

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.